lunes, 5 de diciembre de 2016

Sketch de Iron Fist, por David Aja

Como ya comenté en un anterior post, la cola de David Aja era la más larga con mucho. Sin duda, a nadie le pasa desapercibido que este artista ha ganado ya en varias ocasiones los premios más importantes de la industria a nivel internacional. Cuando el autor la contempló se asustó un poco. Se tuvo que subir a una silla para ver donde terminaba y desde allí gritó a todos los presentes que solo firmaría sobre álbumes dibujados por él. El 99 por ciento de los presentes ya llevaban algún cómic suyo entre las manos. David comenzó a estampar su firma sobre ellos. Lo hace de forma bastante rápida. Sus sketches son sencillos. Un tanto minimalistas; pero a pesar de ello valen mucho la pena. Si recordáis, yo estaba ya grabando a Horacio Altuna dedicándome un libro suyo. Como fui consciente que iba a coincidir con el número que me había tocado para David Aja lo cambié con un compañero por otro número posterior. Pasé de ser el 14 al 15. En un instante, me avisaron desde la cola de Aja que estaba a punto de llegar mi turno. Los nervios se apoderaron de mí y empecé a temblar como una magdalena. Se percibe a la perfección el momento en el vídeo del post anterior. La calidad del mismo baja ostensiblemente. Ja, ja. Poco podía hacer. Como mucho rezar para que David se demorase un poquito con el compañero. Por fin, Horacio estampa su firma sobre mi Voyeur. Rápidamente, con paso ligero, doy un rodeo, y llego frente a David Aja. En tan solo diez segundos llega mi turno. No me lo puedo creer. Lo he conseguido. Le paso mi ejemplar de Iron Fist y me dibuja un fantástico sketch del personaje. La mañana estaba siendo redonda y todavía tenía más objetivos. Por cierto, increíble la exposición que le dedicó el Salón al artista. Allí podíamos contemplar un montón de portadas del autor. Las que le han hecho merecedor de tantos Premios Eisner. Un placer poder verlas y estudiarlas de cerca. Más tarde supimos que David había firmado a todo el mundo. Cerca de 70 personas según me dijeron. Todo un caballero.



miércoles, 30 de noviembre de 2016

Sketch de Voyeur, por Horacio Altuna

Una vez conseguida mi dedicatoria de Natacha Bustos regresé a la cola de Horacio Altuna. El Salón del Cómic le dedicaba este año una de las exposiciones. Una pasada contemplar todos los originales del artista. Pocos minutos más tarde llegaba mi turno. Le pasé un ejemplar de Voyeur y el autor comenzó a dibujar sobre él. Fue todo un privilegio poder contemplar tan de cerca como iba dando forma a mi sketch. El problema es que prácticamente al mismo tiempo llegaba mi turno con David Aja. Esto tenía que resolverlo de algún modo.


Sketch de Moon Girl, por Natasha Bustos


Así llegamos al Sábado cuando comenzaban las firmas oficiales de los invitados del Salón del Cómic. Para poder estar en buena posición lo recomendable era situarte en la cola de entrada lo más adelantado posible. Una vez dentro, ir rápidamente a la zona de firmas donde repartían número para no tener que estar atado a una cola toda la mañana. Una buena medida, sin duda. Mi principal objetivo en esta ocasión era Horacio Altuna. Pero coincidía con otros dos autores que me interesaban, David Aja y Natacha Bustos. Iba que tener que hacer magia para conseguir mi dedicatoria de los tres. Conseguí el número seis para Horacio, el siete para Natacha y el catorce para David que era quien tenía la cola más larga. También era el más rápido a la hora de realizar las dedicatorias. No era una relación de números demasiado buena. Todo parecía indicar que se iban a solapar unos a otros. La primera en llegar fue Natacha, cinco minutos después Horacio y otros tres minutos más tarde lo hizo David. Rápidamente fue evidente que iba a llegar mi turno primero a Natacha Bustos. Así que me coloqué en mi lugar y aguardé pacientemente. Tuve suerte de que alguno de los números que estaban por delante mío no apareció. Natacha me completó la dedicatoria de uno de los personajes principales de su cómic, Moon Girl. A otros les dibujada al Dinosaurio Diabólico. Terminó su sketch y afortunadamente todavía no había llegado mi turno para Horacio. Todo iba perfecto.

martes, 29 de noviembre de 2016

Sketch de Jamás Tendré 20 Años, por Jaime Martín

Este es sin duda alguna el sketch que más me gusta de todo el Salón del Cómic de este año. Una auténtica joya. Lo firma Jaime Martín y el álbum donde lo ha dibujado es su último trabajo, Jamás Tendré 20 Años. La historia de amor entre sus abuelos republicanos durante la Guerra Civil y el franquismo. Este era otro de los cómics que tenía en mente comprar. Hace un par de años ya adquirí Las Guerras Silenciosas y quedé muy satisfecho. Además me gustó mucho el sketch que me dedicó el autor por lo que estaba cantado que iba a repetir. Por fin me separé del stand de Astiberri. Por allí ya se habían acabado las sesiones de firmas, al menos las que me interesaban a mí. En esta ocasión, me acerqué con un compañero al de Norma. En ese momento Jaime estaba acabando una dedicatoria. Pocos minutos después cogió el álbum de mi acompañante y le dedicó un sketch de su abuela precioso. De su abuela cuando era joven, se entiende. Una maravilla. Cuando llegó mi turno me preguntó si quería algo concreto. Le dije que lo que él quisiera. Ya imaginaba lo que iba a seguir. Te dibujo entonces a mi abuelo, dijo. Estaba cantado. Ja, ja. Al principio me daba un poco de pena por que el dibujo de su abuela era muy bonito pero por otro lado pensé que seguro que el del abuelo también estaría a la altura. La verdad es que estaba en lo cierto. Me llevé un genial sketch y salí muy muy contento. Así concluyó este primer día por Getxo. Como veis todo un éxito. Al día siguiente, podría regresar con tres cómics menos en la mochila y un montón de compras terminadas. Una gran jornada.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Sketch de Materia, por Antonio Hitos


Otro de los cómics que tenía en mente comprar era el Materia de Antonio Hitos. Había leído numerosas reseñas del mismo y todas coincidían en que se trata de un gran trabajo. Precisamente, el autor se encontraba en ese mismo instante firmando en el stand de Astiberri, donde se concentraba ese primer día de Salón el noventa por ciento de las sesiones de firmas. A todo el mundo le dedicaba un dibujo parecido. El robot de la portada, con la única variación de la posición de los brazos. Hacia arriba o hacia abajo. Eso sí, con color incluido. El sketch valía la pena. Además Antonio fue muy amable con todo el mundo.


jueves, 24 de noviembre de 2016

Sketch de Gran Hotel Abismo, por David Rubín

Por fin estaba ya situado frente a David Rubín. Le dije que me dibujara lo que quisiera. Sus pinceles dieren forma rápidamente y con mucha energía al protagonista de la historia, quien lo inicia todo. Siempre es un placer ver dibujar a este artista gallego. Rebosa fuerza por los cuatro costados y sus sketches valen mucho la pena. Además tiene una capacidad de improvisación muy a destacar. Prácticamente no repite el dibujo de su dedicatoria. Un máquina. Y siempre lo hace con una sonrisa en el rostro. Algo muy de agradecer.




miércoles, 23 de noviembre de 2016

Sketch Gran Hotel Abismo, por Marcos Prior
















Así llegamos a uno de los momentos más esperados del Viernes pasado. Ese mismo día salía a la venta el último trabajo de Marcos Prior y David Rubín. Todos quedamos impactados con él hace un año cuando el dibujante expuso en una presentación de otro cómic las líneas maestras de este álbum. Todo un alarde de energía aniquiladora y revolucionaria que, como digo, nos dejó con la boca abierta. Así que en cuanto pude compré el álbum para que me lo dedicaran los autores, quienes ya se habían acomodado en el stand de Astiberri. Como veis no me moví mucho esta jornada. Me coloqué en la cola de ambos, que era la misma, en bastante buena posición. Primero pasé por Marcos Prior. No es que lo eligiera simplemente me tocó así. El guionista de este trabajo estaba dibujando en la dedicatoria una calavera a todo el mundo. También en mi caso. Sin embargo, poco después, parece que empezó a aburrirse de dibujar siempre lo mismo y comenzó a varias el sketch. Esos fueron los buenos. En un caso llegó a emular la portada de Materia de Antonio Hitos, quien también andaba por allí, con el personaje principal de Gran Hotel Abismo. El álbum tiene una pinta estupenda. Qué ganas de leerlo.