lunes, 5 de diciembre de 2016

Sketch de Iron Fist, por David Aja

Como ya comenté en un anterior post, la cola de David Aja era la más larga con mucho. Sin duda, a nadie le pasa desapercibido que este artista ha ganado ya en varias ocasiones los premios más importantes de la industria a nivel internacional. Cuando el autor la contempló se asustó un poco. Se tuvo que subir a una silla para ver donde terminaba y desde allí gritó a todos los presentes que solo firmaría sobre álbumes dibujados por él. El 99 por ciento de los presentes ya llevaban algún cómic suyo entre las manos. David comenzó a estampar su firma sobre ellos. Lo hace de forma bastante rápida. Sus sketches son sencillos. Un tanto minimalistas; pero a pesar de ello valen mucho la pena. Si recordáis, yo estaba ya grabando a Horacio Altuna dedicándome un libro suyo. Como fui consciente que iba a coincidir con el número que me había tocado para David Aja lo cambié con un compañero por otro número posterior. Pasé de ser el 14 al 15. En un instante, me avisaron desde la cola de Aja que estaba a punto de llegar mi turno. Los nervios se apoderaron de mí y empecé a temblar como una magdalena. Se percibe a la perfección el momento en el vídeo del post anterior. La calidad del mismo baja ostensiblemente. Ja, ja. Poco podía hacer. Como mucho rezar para que David se demorase un poquito con el compañero. Por fin, Horacio estampa su firma sobre mi Voyeur. Rápidamente, con paso ligero, doy un rodeo, y llego frente a David Aja. En tan solo diez segundos llega mi turno. No me lo puedo creer. Lo he conseguido. Le paso mi ejemplar de Iron Fist y me dibuja un fantástico sketch del personaje. La mañana estaba siendo redonda y todavía tenía más objetivos. Por cierto, increíble la exposición que le dedicó el Salón al artista. Allí podíamos contemplar un montón de portadas del autor. Las que le han hecho merecedor de tantos Premios Eisner. Un placer poder verlas y estudiarlas de cerca. Más tarde supimos que David había firmado a todo el mundo. Cerca de 70 personas según me dijeron. Todo un caballero.